Archivo de la etiqueta: empresas chinas

No te enfrentes a las multinacionales

En el año 2010 Reporteros sin Fronteras sacó un informe titulado “Unas investigaciones de alto riesgo: deforestación y contaminaciones”. Tras esta denominación se encuentra uno de los grandes problemas con los que se tienen que ver las caras los periodistas que alertan sobre el mal uso de los recursos que hacen algunas empresas: las amenazas y la censura.

reporteros-sin-fronteras11

Mayte Carrasco, miembro de la dirección de Reporteros sin Fronteras en España, advirtió el año pasado en la presentación de Otramérica.com que, por desgracia, ha llegado a convertirse en una costumbre el hecho de que grandes industrias contraten a gente para amenazar e, incluso, asesinar a periodistas y blogueros que denuncian en sus medios los ataques que los grandes proyectos mercantiles suponen para la prosperidad territorial y alimentaria, el futuro de ciertas comunidades y ecosistemas.

Además, aseguró que los periodistas que están trabajando en investigación en temas medioambientales en América a día de hoy corren un altísimo riesgo porque las empresas que están encargadas de las grandes industrias contaminantes contratan a personas que les persiguen, que les amenazan y que, el último caso, les asesinan. En el 2009 se denunciaron 15 casos de periodistas y blogueros asesinados, encarcelados, amenazados de muerte o bien censurados por tratar este tipo de temas.

Lacanja_burn

Los países en los que más se dan este tipo de casos sobre son, sobre todo, Rusia, Camboya, Bulgaria, Brasil, Argentina, Salvador, Gabón, la India, China y Marruecos. Afirma Mayte Carrasco que detrás de las amenazas siempre están las empresas, las mafias y los funcionarios corrompidos por el dinero de las minas y la explotación forestal.

En el informe se tratan asuntos como el problema del “barro rojo”, como se conoce a la tierra contaminada con bauxita procedente de algunas minas de Vietnam controladas por empresas chinas. Las tierras con este metal contaminan el aire, los ríos y las aguas subterráneas así como provocan enfermedades. Además, la eliminación de las tierras contaminadas es imposible actualmente. Muchos blogueros y periodistas disidentes han denunciado la existencia de estas minas sobre todo tras el cierre de una centena de minas en las provincias chinas de Hunan y Sichuan a causa de la grave contaminación.

Nguyen Thi Nhu Quynh, una conocida bloguera del país, fue arrestada en septiembre del 2009 tras publicar en su blog una entrada con fotos de ella misma con una camiseta en la que se podía leer “Alto a las minas de bauxita en Vietnam”. Tras su puesta en libertad se vio obligada a autocensurarse debido a las presiones que vivió durante su arresto y la policía reprimió duramente todas las manifestaciones que se hicieron contra las minas.

En Gabón, el periodista Félicien Biviga Koumba fue amenazado por un francés que controlaba una explotación ilegal de madera en el sur del país. El reportero había revelado las prácticas del empresario francés que enviaba por contrabando madera al Congo para exportarla. En Camboya, el responsable de una revista local fue demandado y es regularmente intimidado por un oficial del ejército del que citó el nombre en un caso de deforestación ilegal. En ese país, la prensa cubre frecuentemente esta cuestión, pero le faltan muchos medios para llevar a cabo largas investigaciones.

airecontaminado

En Marruecos, la “mafia del cedro” es conocida por sus métodos de intimidación contra los que tienen tentación de explicar la explotación abusiva de los bosques de cedro en el Atlas Oriental, en el sureste de Rabat. Algunos artículos al respecto han aparecido en la prensa nacional, pero son pocos los reporteros marroquíes en investigar y exponer las responsabilidades. En efecto, algunos cabecillas de esta mafia se benefician del apoyo de funcionarios locales.

El corresponsal del diario árabe Al-Monataf lo comprobó en persona. Mohamed Attaoui encabeza esa lucha contra la “mafia del cedro” pues es el presidente de la “Asociación futuro para el cedro y el muflón”. Sus artículos molestaban. Fue víctima de un golpe preparado: acusado sin pruebas, fue arrestado y luego condenado en marzo de 2010 a dos años de cárcel, por haber supuestamente extorsionado la cantidad de 1000 dírhams (alrededor de 90 euros). Unas semanas más tarde, fue liberado a la espera del juicio, después de las presiones en Marruecos y en el extranjero. Las autoridades locales deseaban visiblemente deshacerse de Mohamed Attaoui, que se había convertido en la persona que más denunciaba del despilfarro de esa riqueza que supone el cedro, verdadero patrimonio marroquí.

Anuncios